miércoles, mayo 30, 2007

Empresa neozelandesa asesina a señora enferma

El capitalismo opresor vuelve a golpear: una pobre señora que vivía conectada a un respirador murió después de que el técnico de la compañía le cortara la luz por impago. Pese a las repetidas súplicas de la señora, el desalmado esbirro del sistema se limitó a decir que él sólo estaba haciendo su trabajo. ¡Revolución, compañeros!

Ah, no, mejor la dejamos para otro día: que la empresa era estatal.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Además, esa muerte se podría haber evitado si la mujer hubiese estado convenientemente armada. Una Uzi, incluso un buen revolver, le habrían ahorrado tan cruel destino.

5:24 p. m.  
Anonymous Argonaut said...

No puedo creerte, Manchego. El Estado vela por sus súbditos.

8:12 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home