jueves, febrero 28, 2008

Una ley sensata por la seguridad en el campus

La legislatura de Arizona ha emitido una ley que hará mucho por aumentar la seguridad en los campus públicos. Todavía está pendiente de aprobación, pero siendo la gobernadora Janet Napolitano una de las pocas demócratas con sentido común, es probable que termine siendo aprobada. La ley tiene algunas restricciones tales como períodos de espera y pruebas de aptitud mental sin duda diseñadas para calmar al público más pusilánime. De aprobarse esta ley, University of Arizona y Arizona State University se sumarían a University of Utah entre los campus en que los estudiantes pueden portar armas escondidas. Cabe notar que los de Utah se cuentan entre los campus más seguros de la nación americana.

Me parece contraproducente, sin embargo, que según propone esta ley el arma deba llevarse al descubierto. Es decir, la universidad es un lugar de intercambio y debate de ideas, e imagínense el efecto que hace alguien "proponiendo" una idea con el arma en el cinto. Exhibir un arma implica necesariamente coerción. Para eso servían tradicionalmente los desfiles militares, y eso es lo que hacen precisamente las fuerzas policiales cuando lucen cañón a la vista.

Lo que impone el respeto y la civilidad realmente es la posibilidad de que este sujeto con el que hablo y no me gusta, o al que le quiero imponer algo, tenga un arma y pueda usarla para defenderse de cualquier agresión. Esto lo he aprendido en estados como Idaho, Utah, Colorado o South Dakota, donde las leyes de armas son más liberales y donde, curiosamente, imperan la civilidad y los buenos modales. Posiblemente el civismo concurra parejo a la educación de tipo cristiano que tiende a impartirse en esas zonas, no lo sé, pero también estoy seguro de que la potencialidad letal de todo sujeto asiste en el imperio del respeto mutuo. California, Nueva York o Massachusetts, donde persiste un férreo control de armas, son un marasmo de malos modales, chulería, falta de respeto y abusos policiales en todos los ámbitos "públicos", sea la ciudad, la escuela o el centro comercial.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Es que los que llamaron "salvaje oeste" a esa gloriosa época en que la gente se defendía a sí misma no eran más que unos progres ignorantes. En realidad todo eran buenos modales.

7:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Quesitos, eres la caña!!!

No sólo eres el mejor fake de la Red, sino que además ni siquiera nos abandonas durante la campaña. Sencillamente genial!

PD: ¿Para cuándo otro episodio con la abuelita de la Uzi? Tus fans te lo agradeceríamos.

8:53 p. m.  
Anonymous gugu said...

Esa es la razón por la que en España, donde no se puede llevar armas legalmente, hay proporcionalmente muchos mas tiroteos y muertes por arma de fuego que en Estados Unidos, donde, gracias a esa libertad, nunca, o apenas, se producen.

A donde vamos a parar... ¡la que está liando Zapatero!

12:36 a. m.  
Blogger Marzo said...

Ya lo dijo Heinlein: An armed society is a polite society.

Y desde luego qué civilizada era la Alemania nazi, con su impecable control de armas. Si es que se os ve el plumero.

Si pensara que es posible razonar con los semejantes de Sugu, diría que de vez en cuando también en España hay un Puerto Hurraco; y que a pesar de que hay en España algún millón de armas de caza, no hay en España un Puerto Hurraco cada diez minutos. Lo cual debería inducir a la reflexión a cualquier ser pensante.

7:33 p. m.  
Anonymous gugu said...

Heinlein?

pff vaya ejemplo te has ido a buscar....

y que si, que si, que la alemania nazi es igualito que ahora. Total, tambien eran socialistas, verdad ;)

8:57 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home