miércoles, abril 04, 2007

Agnaldo Timoteo vuelve a dar el cante y otras historias de amor

Es poco común que desde las esferas políticas se defienda la libertad sexual de los gobernados, pero eso es lo que ha hecho el conservador Agnaldo Timotéo, quien ha defendido abiertamente el turismo sexual:
Nadie niega la belleza de la mujer brasileña. Hoy las muchachas de 16 años se ponen siliconas, quedan nalgudas, se ponen una falda corta y provocan. Ahí viene un tipo de esos, se encanta con ella, va al motel, se acuesta y va preso. (...) El turista no sabe por qué ella está allí. El no es criminal, tiene buen gusto"

Como era de esperar, las declaraciones han desatado las iras de la izquierda bienpensante y reprimida y las feminazis de turno que prefieren que una hembra hermosa malviva en las favelas a la espera de la beneficiencia estatal en lugar de hacer uso libre de sus activos para conseguir un intercambio consensuado de bienes y servicios con el fin de salir de la pobreza y prosperar. Los críticos, aparte de escandalizarse, no han dicho nada que merezca la pena destacar desde el punto de vista económico. Algunos echamos de menos el vozarrón tenor de Seu Agnaldo, quien se retiró de la canción en los 80 para meterse en política por el partido conservador. Pero está visto que no ha perdido los pelos en la lengua.

Casualmente, este mismo día mis amigos me pasaron un documental, Cowboy del amor, que es una verdadera lección de economía libidinal:



En el árido suroeste de EEUU, ciertos caballeros desencantados con las dificultades matrimoniales impuestas por mujeres que sólo piden sin dar nada a cambio, contratan los servicios de Ivan Thompson, un experto en tercerías, para que les busque señora en los estados del norte de México. Los progres de turno que me leen (sé que estáis ahí) se escandalizarán por esta miserable explotación capitalista de la pobreza tercermundista, etc...... Bueno, las señoras en cuestión son mujeres educadas y con frecuencia hasta propietarias que tampoco están dispuestas de cuidar de sus haraganes
paisanos que sólo buscan que sus doñitas les resuelvan la vida. Están más que encantadas de echarse en los brazos de un gringo que las salve de la ignominia y la mediocridad. En suma, es u documental imprescindible para aprender que el amor, como todo proceso relacional en esta vida, es un intercambio.

Saludos a todos desde el país de la libertad (excepción hecha de Massachusetts y California, claro, que en un día no muy lejano serán felizmente expulsadas de la Unión), desde donde se contempla con perspectiva mejorada los esfuerzos de otros lugares por ser más libres.

5 Comments:

Blogger Aeri said...

Si pretende uno entrar en polémica de este calado con un/a progre hay que hacerlo con mucho cuidado porque pueden llegar a ser obstusos a más no poder. Yo tuve un intercambio con una femi/progre/totalitaria que daba una charla acerca de lo malo que es que una mujer venda sus servicios sexuales. La mujer, cuyo nombre no recuerdo, era presidenta de un importante lobby de esos que se pasan el día en el Congreso. Ella no entendía ni quería entender pero usaba la demagogia y la confusión de forma vergonzosa.

Lo dicho, mucho tacto si lo que se pretende es convencer a esta gente tan "sensibilizada".

6:49 p. m.  
Anonymous Argonaut said...

También fue la suplantación de la realidad por el deseo la que terminó (al menos en Eurabia) con otra institución que había demostrado su funcionamiento durante siglos: el matrimonio de conveniencia. La Suplantación decidió que las personas nunca más debían relacionarse por contrato libremente asumido, sino por una pueril pulsión amorosa, a veces fundamentada y a veces no. El matrimonio de conveniencia consiste en una sensata separación entre los aspectos prácticos de la convivencia y el desenvolvimiento en la vida (esposa) y las urgencias hormonales (amante). Y tanto para mujeres como para hombres. Pero el amor romántico primero, y el feminismo después, terminaron con él.

11:40 a. m.  
Blogger Mariam shall die said...

Totalmente de acuerdo, los progretarras feminazis tratan de acabar con ilustres instituciones de la sexualidad liberal tales como el derecho de pernada, la pederastia clerical, la ablación del clítoris, los cinturones de castidad, y la documentadísima literatura científica sobre los casos de médulas secas como consecuencia de la masturbación . Una verdadera lástima, si señor.

11:44 a. m.  
Anonymous Dodgson said...

¿Crees que Ivan Thompson me podría conseguir una cita con Esperanza Aguirre? Qué rebuena está, y qué tetas.

3:32 p. m.  
Anonymous Goku said...

Pues ya sabes quesero, queda con Valín y os pegais una escapadita para practicar el liberalismo activo y de paso echar una canita al aire.

4:52 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home