miércoles, marzo 28, 2007

Palabras de Emilio Alonso

Emilio tuvo la amabilidad de pasarse por esta humilde hoja provincial y dejar un comentario hace unos días, al que entre una cosa y otra no he respondido. Me parece oportuno hacerlo precisamente hoy dedicándole este post. Primero cito palabras suyas que son sabias y pertinentes:

El desprecio por castas, en abstracto, es una cosa muy totalitaria y frontalmente opuesta a aquello en lo que tú y yo creemos, el individualismo y la razón. Yo espero no caer nunca en tamaña barbarie.

En estos días es imprescindible recordar lo que nos une, que es, fundamentalmente, el rechazo a la barbarie. Es sano que haya discrepancias y es lógico e inevitable (en lo que es un chiste ya muy viejo) que las haya entre liberales, ya que no caracterizamos precisamente por el respeto al invididuo y a la razón, en vez del acatamiento a la secta y a los líderes. Entendiendo esto y teniéndolo como premisa, parece poco inteligente enfangarnos en querellas internas cuando en la calle un individuo enriquecido oscuramente clama contra el presunto "guerracivilismo" y las ganas de revancha de unos cuando lo que en realidad hace es revelar la ferocidad de su propio guerracivilismo y amor por la vendetta; cuando se nos amenaza con el tiro en la nuca y el paseo nocturno y el exterminio para callarnos la boca; cuando se nos acosa en la calle y cargos electos de un partido no ilegalizado se permiten patearnos las pelotas ante fuerzas impasibles del "orden público"; cuando se nos marca y estigmatiza y se pretende hacer del llevar la bandera rojigualda, constitucional, lo que fue la estrella amarilla de David para los judíos durante el nazismo, un símbolo de afrenta y vergüenza y una invitación para la agresión arbitraria y opresora; cuando, en fin, se nos intenta expulsar y aún erradicar de la democracia española mediante la amenaza, la agresión cierta y la demonización, cuando ocurre todo esto es momento de estar unidos y hacerle frente a tanto nostálgico de los momentos más oscuros y miserables de este gran país al que quieren destruir desde hace dos siglos.

Hoy tenemos un pequeño ejemplo, con el acoso que esos indeseables que ya me acosaron a mí realizan contra Emilio. Sus amenazas de pervertir la legalidad para llevar a cabo la censura contra mi persona se han repetido también esta vez, en este caso con el Etólogo ansiando poder usar la legislación alemana contra el nazismo contra Emilio, para acallar sus verdades incómodas para esta gente que actúa, claro es, como una secta colectiva, irracional y bárbara. Dice ese desgraciado que "En España desafortunadamente eso no es posible", con lo cual se retrata perfectamente. A Emilio lo veo más que capaz de enfrentarse a semejantes ignorantes de profesión, pero en todo caso quede aquí constancia de mi apoyo contra estos miserables, seguidores de la Grandes, de Polanco y de todos aquellos que querrían de todo corazón regresar al Madrid de noviembre del 36.

3 Comments:

Anonymous Goku said...

Acaso echas de menos la atención de la chusma islamoprogretarra? No te preocupes, se de buena fuente que siguen descojonandose de ti (o contigo, yo sigo creyendo que este blog es una satira histriónica del liberalismo Spanish bizarro).

1:41 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Aquí el único que ha sacao los "fierros" es el maestrillo del insti... De cual será? del 1, la cedes? tal vez del de mi barrio?

Y a ver si se enteran de una vez, ser antifascista NO es ser del PSOE, sería como decir que no ser cristiano es ser protestante

6:53 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Fé de ratas: sería como decir que no ser católico es ser protestante

6:54 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home