viernes, marzo 30, 2007

Mis novias suizas.

Las tiento una a una, y siento ese tacto frío e inmisericorde que me da tanto placer, una frialdad en su estilizada esbeltez que me recuerda que estoy vivo. Se pliegan obedientes a mi mano firme y acaricio con la punta de mi dedo corazón ese punto que las hace dispararse. Son mis novias suizas:



La primera es una SIG SAUER P226, arma reglamentaria del ejército neozelandés y utilizada en los ejércitos de EEUU (vino a sustituir a la fallida M9), Canadá y otros ejércitos europeos. La segunda es una auténtica pieza de coleccionista que me costó mis buenos Schweizer Franken, una magnífica reedición en acero inoxidable del gran clásico: Smith and Wesson 29 (cinéfilos: “Do you feel lucky? Do you?”). La primera es veloz, precisa, maniobrable, la segunda es poderosa y con una capacidad de intimidación inigualable.

Conseguí estas sensuales bellezas hace ya unos cuantos años en Suiza, y merced al primoroso cuidado que les dio un servidor de uds., apenas han envejecido. Solía haber una carretera secundaria que cruzaba la frontera franco-suiza que estaba mal vigilada, por obra y gracia de la incompetencia de la Sûreté (o yo diría más bien por corrupción local, pero es una historia de la que no me llegué a enterar bien). Total, que un buen día poco después del cambio de milenio me decidí a dar el paso y me crucé la frontera de la Unión Socialdemocrática Europea importando estas dos ricuras. Una vez pasadas, conseguir munición es, gracias a las tecnologías de la información, un juego de niños hasta para los cibernegados como yo.

Ya llega el buen tiempo, y ya anticipo con ilusión una buena escapadita a los montes a practicar tiro. A lo mejor me llevaré algunas fotos de mis políticos favoritos. Pero chiquilladas aparte, lo fundamental es ese momento de contacto íntimo con esa capacidad de dar la muerte y la responsabilidad tremenda que ello da, que, lejos de arredrar a uno, debe curtirlo y convertirlo en un individuo firme, sensato y autocontenido.

La significación del acto de rebeldía civil que representa el poseer un arma en España y hacer uso de ella (limitado a la práctica y la autodefensa, evidentemente), es algo más que una experiencia metafísica. Es un evento político sobre el que es necesario sensibilizar a todo individuo cabal y responsable. La cercanía de un país libre como Suiza y la incompetencia manifiesta del estatismo son factores que se producen con menos frecuencia de la deseable, por lo cual yo invitaría a cualquier persona que desee responsabilizarse de su autodefensa a tomar el mismo paso que tomé yo. Porque no basta con propugnar el derecho a poseer armas para la autodefensa: es imprescindible arrogárselo por todos los medios que sean posibles, ya que es algo que el estado nunca nos va a conceder por las buenas.

La obligación cívica se convierte, diría yo, en una obligación moral precisamente ahora que España vive momentos tan siniestros. Almudena y los que son como Almudena ya no tienen ningún reparo en manifestar públicamente que les gustaría pegarnos un par de tiros. (Mienten: lo que les gustaría es que el Estado se ocupara de sus sucios deseos). A mí esta gentuza no me sorprende, pero lo que me pone la piel de gallina es la indiferencia absoluta de la “opinión pública” ante la caída de careta de la escritora socialista. Piensan, como pensaron “los alemas de bien” en los años 30 que “no sería capaces”. Este profesor de historia sabe que no hay nada en esta Europa colectivista y amodorrada, políticamente correcta y cívicamente perezosa, que le permite a uno descartar con tranquilidad que las atrocidades de hace 70 años puedan producirse de nuevo.

Mi pregunta a los colegas liberales, por supuesto, es si están dispuestos lo que sea necesario por hacerse completo cargo de su seguridad personal y la de sus familias. Medítenlo seriamente.

Mientras tanto, ya saben que a mí los exabruptos me soliviantan mucho y no querría dar mal ejemplo, pero en vista de que alguien ya se ha pasado de la raya...

¡ALMUDENA, HIJA DE PUTA, VENTE A ALBACETE A ALEGRARME EL DÍA SI TIENES COJONES, QUE TE ESPERA UN HOMBRE LIBRE QUE NO OS TEME NI A TI NI A LOS CHEKISTAS QUE TE ACOMPAÑEN!

32 Comments:

Anonymous Etólogo said...

Quesitos, intrépido cazador:
Estoy casi seguro de que el bueno de Pérez Reverte estaba pensando en ti cuando escribió esto. En ti, en tus posts y en tus excursiones a Dakota:

"El oso maricón

No es precisamente una fábula de Esopo, pero puede valer. Y es la cosa que estos días, con el ambiente prebélico, o bélico, o el que sea a la hora de publicarse esto, he recordado la bonita historia del cazador y el oso. Cada uno asocia las cosas a su modo, claro. Y a mí me da por ahí cuando considero el papel del Gobierno español en la crisis de Irak, su alineamiento con Estados Unidos y con Gran Bretaña -esa amiga y alidada nuestra de toda la vida-, y demás parafernalia. Total. Que, como les decía, la historia del cazador y el oso me ronda la testa. Así que se la cuento:

Va un cazador por el bosque proceloso, armado con su escopeta de un solo tiro. Viste en plan Rambo: camuflaje, gorro verde y demás. Nacido para matar, como dicen los lejías. Avanza así por la foresta, cauto, el arma dispuesta, cuando ve a un oso que está al pie de un árbol, roncando la siesta: un oso adulto, normal, pardo. De infantería. Al verlo, nuestro cazador se acerca de puntillas como el gato Silvestre, apunta el chopo y desde tres o cuatro metros de distancia le arrea un escopetazo. Y le falla. Al oír el tiro, el plantígrado abre un ojo, mira al cazador, abre el otro ojo, se levanta sacudiéndose las ramitas de pino y las hojas secas de la pelambre, y le dice: "Chaval, has tenido mala suerte. Soy un oso gay, o sea , maricón. Y no me gusta que me disparen a la hora de la siesta. Así que, para escarmentarte, ven aquí, que te voy a poner los pavos a la sombra." Y dicho y hecho; el oso agarra al cazador y zaca. Lo sodomiza.

El cazador se toma el asunto con muy poca deportividad. "¡Venganza!", grita cuando corre al pueblo más cercano, que casualmente es Eibar. Llega, entra en una armería y pide un fusil mataosos de cinco tiros. Echa atrás el cerrojo y con mano airada mete los cartuchos. Clac, clac, clac, clac, clac. Se va a enterar, piensa tomando de nuevo el camino del bosque. Se va a enterar. Avanza así nuestro intrépido y vengativo cazador entre los árboles, el fusil dispuesto para la sarracina, los ojos inyectados en sangre. Y al fin divisa al oso maricón que está de espaldas, entretenido con un panal de rica miel al que da golosos lengüetazos, ajeno a la tragedia que se cierne sobre su vida, y a lo peligroso que se ha vuelto el planeta azul. El caso es que se aproxima con sumo tiento el cazador, apuntando a la osuna cabeza. No quiere fallar, así que se acerca más, y más y más. Está a un metro, y el oso sigue a lo suyo. Entonces , con una risa locuela, resuelto al escabeche, el cazador grita de nuevo "¡venganza!", y aprienta cinco veces el gatillo. Bang, bang, bang, bang, bang. Le pega cinco tiros como cinco sartenazos al oso. Y el muy gilipollas falla los cinco. Entonces el oso se vuelve despacio, con mucha flema, y se lo queda mirando. "Hombre -dice- pero si es mi amigo el escopetero". Luego se le acerca, sonriente. "Pues ya sabes, chaval -dice-. Yo Tarzán, tu Jane. Cinco tiros son cinco ñaca-ñacas. Ven, mi vida". El cazador intenta largarse, pero el oso, que es muy ágil aunque no lo parezca, da una especie de salto de ballet y lo trinca. Luego se lo calza cinco veces, una detrás de otra. Cling, cling, cling, cling. Cling.

Imagínense ahora a ese cazador volviendo al pueblo -esta vez camina ya con cierta dificultad camino de la armería. Ese cazador que entra en la tienda gritando "venganza" como un descosido. Esa ametralladora que compra. "¿Cuántos tiros le pongo?", pregunta el armero. "Doscientos", responde. Imagínense luego a ese cazador camino del bosque con la ametralladora colgada, poniéndose alrededor de los hombros y el cuello, con manos temblorosas por la cólera, las cintas de reluciente munición. "¡Venganza!". Y ahora imagínense ese bosque donde canta el mirlo, o lo que cante, y donde las ardillas, asustadas y tímidas en sus ramas, ven pasar al cazador con cara de jinete del Apocalipsis. "¡Venganza!", grita de nuevo el Rambo. Llega así hasta el oso, que es un oso maricón, sí, pero culto, y en ese preciso instante se encuentra leyendo una autobiografía de José María Mendiluce. Y sin más, a un palmo de su cabeza, le dispara la cinta entera. Ratatatatatat. Doscientos tiros, uno detrás de otro, sin respirar. Y le falla los doscientos. Entonces el oso lo mira, chasquea la lengua, cierra el libro y se levanta despacio, como con desgana. Luego se acerca un poco más al cazador, que se ha quedado de pasta de boniato, le pasa un brazo peludo por los hombros, y le pregunta, en tono de confidencia: "Venga, colega. Sé sincero... ¿Tú aquí no has venido a cazar, ¿verdad?"".

8:04 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ahora si que vas a poner contentos a los del cuartelillo de la guardia civil de tu pueblo.

¿Sabes cuanto te puede caer por posesión de armas sin licencia?
¿Y por amenazas?
Vas listo zagal.

8:31 a. m.  
Anonymous Goku said...

Sublime, deberías de ayudar al Segura con las pelis de Torrente, seguro que si la próxima entrega se inspirase en las entradas de tu blog lo mismo hasta hacía algo de gracia.

9:13 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Estoy casi seguro de que el bueno de Pérez Reverte estaba pensando en ti cuando escribió esto".

Si habla de un oso maricón seguro que se refiere a tu presunto padre.

"¿Sabes cuanto te puede caer por posesión de armas sin licencia?"

¿No me digas que más de 9 meses que es más de lo que le cae a un socialista estilo De Juana por matar guardias civiles?.

De todas formas podías denunciarlo en el cuartelillo y de paso decirle a los grillos que vas de parte de ZP. Seguro que se alegran mucho.

"seguro que si la próxima entrega se inspirase en las entradas de tu blog lo mismo hasta hacía algo de gracia."

Las que ha hecho hasta ahora se ha inspirado en estercolero.net y le ha ido muy bien

9:55 a. m.  
Anonymous Etólogo said...

En plan servicio público, os pego la dirección del Club de Fans de Quesitos:

https://www.gdt.guardiacivil.es/

Yo ya he mandado mi más sincera felicitación por el espléndido post de hoy. Incluyendo también un agradecimiento muy especial a Dani Pateras, que como administrador de RL nos permite disfrutar de tal portento de la naturaleza...

PD. Hola, Doggy, tú por aquí...!

10:19 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

"En plan servicio público, os pego la dirección del Club de Fans de Quesitos"

Pon el puticlub donde trabaja tu madre. Eso si que es un servicio público.

La dirección de la Guardia Civil se la pasas al sociata De Juana.

10:38 a. m.  
Anonymous Etólogo said...

Ay, ay ay. El tío Pati debería cuidar mejor a sus mascotas. Más aún después de esto:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Audiencia/Segovia/dicta/primera/condena/abandono/animales/elpepusoc/20070325elpepusoc_2/Tes

Que luego se ponen como se ponen...

10:44 a. m.  
Blogger Jaime said...

Te vas a volar un pie, gañán.

11:46 a. m.  
Anonymous Carlitos said...

Hombre, yo creo que cada cual es libre de tener las novias que desee. Lo que ocurre es que tus novias -sin que desmerezcan- me parecen un poco frías. Tanto la negra como la blanca. Yo tb. tengo una pero de calidad muy inferior aparcada por algún rincón de casa.

Eso sí, el año pasado en un viaje me hice con unas "novias suizas" que uso muy a menudo y gracias a las cuales soy el pistolero más rápido del Oeste. Me han cambiado la vida. Este verano iré con ellas a los Alpes a practicar algo de puntería. Con el cañón siempre a punto, porque ya sólo desnfundar es un placer indescriptible.
Son estas 3:

http://img20.imageshack.us/img20/5462/9647715bulletinboardforumcom2u.jpg

¿Qué os parecen?
Particularmente, a mi me gustan más mis novias suizas: su diseño, lo bien que se ajustan a la mano, el magnífico ajuste entre ellas y lo bien que responden a mis dedos. Aunque claro, sobre gustos no hay nada escrito.

Saludos cordiales

PD: de todas formas, a veces creo que mis novias suizas son las que me utilizan a mí y no yo a ellas. Qué raro... :-(

12:05 p. m.  
Anonymous Goku said...

Van 10 comentarios! Menudo exitazo del "hombre libre" favorito de los islamoprogretarras amigos de De Juana.

12:32 p. m.  
Blogger Alvaro said...

Vaya, parece que se indignan los brogres de tus posesiones. Eso sí, seguramente estén pensando en la manera futura de realizar su sueño de limpieza de la región llamada España de derechosos. Eso sí que les mola. Que tú tengas un arma, no.

1:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Etólogo said..."

El otro día te leí que eres profesor.

La uni ha degenerado mucho con tarados como tú que les gusta que se caguen en su puta madre.

¿se te ríen mucho cuando empiezas a depotricar? En serio, das pena con la cara de tarado que te usas. En acción debes ser de cagarse, rata.

"luego se ponen como se ponen..."

Y es que te las das de inteligente. y eres media mierda con cuatro truco de circo.

Muérete y descansa, tarado.

2:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Audiencia/Segovia/dicta/primera/cond

Pon bien los enlace, "profe".

Menudo tarado.

Ve a morirte al estercolar.net, rata.

2:26 p. m.  
Anonymous Etólogo said...

Pobre Doggy!

Con lo que él ha sido, y acabar así...

2:28 p. m.  
Blogger snipfer said...

A m me encantaría vivr en Estado Unidos, poder poseer un arma es sólo una de las razones.

2:35 p. m.  
Blogger Manchego said...

Alvaro, fíjate que ese ataque de santa indignación y ese "corred a denunciarlo" que les da a los bogres es porque saben que sé y puedo defenderme de Almudena y sus chekistas.

Goku, tontolhigo, mis 10 éxitos son 10 posts destacados en la Red Liberal. Que un macaco como tú comente o no me trae sin cuidado. Es más, tuve el blog con acceso limitado hasta que creí que los perros se habían ido.

Etólogo, ese chiste se lo cuentan los alumnos de quinto de primaria en el patio de mi instituto. Que vengas aquí a repetirlo verbosamente de la mano de uno de los "intelectuales" en nómina... Qué decir... Patético.

Giliprogres, no se pongan coléricos, pero... Ciudadano armado, ciudadano respetado.

2:53 p. m.  
Anonymous Goku said...

No creo que confundas "santa indignación" con el pitorreo mayusculo hacia tu personaje y espero que los "bogres" nos estemos riendo contigo, de no ser así esto sería como reirse del tonto del pueblo lo cual denota crueldad y mal gusto.

También creo que lo de mencionar lo de los 10 post destacados en RL es para fardar de como se la estas metiendo doblada al Pateras.

3:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"No creo que confundas "santa indignación" con el pitorreo mayusculo"

El pitorreo verdadero es con esa furcia que dice que le gustaría fusilar a algunos de derechas. La santa indignación se lo reservan estos fracasados, para manchego, es que tienen la epidermis muy sensible, tanto que hasta salvan la vida al pobre sociata De Juana.

3:23 p. m.  
Blogger Manchego said...

Sí Goku sí, la risa demente del cerebro ablandado por el estatismo que no puede dar crédito a que alguien se tome tan en serio su libertad y su seguridad personal. No hay caso: estás perdido. Eres lumpen, que decís los rojos.

Si todo el mundo hiciera como yo, a ver qué diva marxista iba a tener los cojones de decir que nos quiere pegar un par de tiros.

4:22 p. m.  
Blogger Manchego said...

PD. Goku, Dios me libre de reírme contigo y no de ti y de los tuyos.

4:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Está usted pidiendo a gritos que lo entrullen una buena temporada, Maese Quesitos. Será que le tienta eso que ha oído usted que pasa en las duchas.

5:31 p. m.  
Blogger Jaime said...

Hombre, Manchego, por muchas pistolitas que tengas, yo no te tengo mucho respeto. Otra cosa es que la idea de estar cerca tuyo no me resulte atractiva, pero imagino que eso es recíproco. Y sin necesidad de machadas.

5:33 p. m.  
Anonymous Argonaut said...

Pues yo te felicito por tu post. Como hasta ahora nadie ha demostrado que la responsabilidad por los propios actos no sea asunto de los individuos, también pienso que la prohibición de poseer armas tiene como real objetivo mantenernos indefensos frente a los diktat de cualquier poder, y sobre todo al más dañino: "yo os protejo de vosotros mismos". De hecho, ahora que lo pienso, no recuerdo que en toda la historia humana un arma haya dañado a nadie por sí misma.
Precioso el revólver.

6:52 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Será que le tienta eso que ha oído usted que pasa en las duchas."

Según ZP, el reconocimiento oficial de la sodomización nos ha hecho más decentes.

No te enteras de lo que dice tu jefe, inútil.

8:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Hombre, Manchego, por muchas pistolitas que tengas, yo no te tengo mucho respeto."

Eso es porque eres chulo pero cobarde y manchego no es de izquierdas con De Juana.

Puede meterlo en la celda que ha dejado libre ese energúmeno vasco.

8:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Eres un enfermo. Maldita la hora que se me ocurrió volver por aqui a ver si habias degenerado más. Y, efectivamente, has degenerado muchisimo más.

4:42 p. m.  
Anonymous maestro pertxas said...

El álamo ya está en la carcel (dirigente "liberal" de las brigadas blancas) y me encanta la pintada que hay en la calle Octavio Cuartero que dice: "Libertad presos patriotas", ¿Seguro que no la has hecho tú?

Fascista! deja de decir que eres liberal o te gusta la libertad, si de verdad te gustara la querrías para tod@s, no sólo para tí y para poder tener armas de fuego.

Vete a tu país de la "libertad", donde está prohibido bailar break o hacer skate-board en la calle y en algunos estados está prohibida la sodomía...

Se te queda enorme la palabra libertad, pásate por Blasco Ibañez 58 y te explicamos lo que significa

7:12 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Madre de dios que enfermo estas. Estas muy pero que muy mal.
Esas gilipolleces sobre tener un arma en la mano como una experiencia mistica solo las puede escribir un acomplejado del que se han reido mucho, que lo ha pasado muy mal, y necesita sobreproteccion como un chiquillo.

Yo me siento perfectamente seguro en cualquier parte sin tener ni siquiera una navaja y no vivo acojonado de que vengan los soviets a quemar mi casa, hay que ser gilipollas.

Pero en fin, en tu pecado llevas la penitencia y no das mas que pena.

Solo espero que te trinque la policia antes de que te cargues a algun pobre cabron que confundas con un criminal de esos que ves en la tele y en tu imaginacion.

Aunque igual es todo ficcion, porque cuesta creer que haya alguien tan tristemente subnormal, de verdad, que lastima de hombre.

6:10 a. m.  
Anonymous maestro pertxas said...

Valiente católico, te recuerdo el quinto mandamiento?

2:18 p. m.  
Blogger Mariam shall die said...

"[...] es algo más que una experiencia metafísica. Es un evento político sobre el que es necesario sensibilizar a todo individuo cabal y responsable."

Venga en serio, ?quién escribe estas cosas? ¿un mono con un diccionario? ¿Este tío de verdad ha pasado por la universidad? Bueno, igual sí, Igual ha ido al CEU o algún tugurio de esos para subnormales descendientes de quince generaciones de hermanos casados entre si.

11:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Quesito, vamos, tus novias son más inútiles que la polla del papa. Seguro que les das otros usos, ¿no? Ya estoy viendo como disfrutas con ellas, y el gustirrinín que te da el punto de mira.

En fin, cuando vuelvas al país de la libertad, si pasas por NY te recomiendo una vuelta por el bar KGB, en la 85 este con la 4 avenida. Disfrutarás muchiiiismo con un Bloody Mary bajo la bandera roja en tu amado pais.

12:19 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

eeeeeeeeeeeeeeeeeeeee ke yo me llamo almudena aber lo ke pasa y la guardia cibil te a fichado

1:23 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home