miércoles, junio 06, 2007

De hombres y ratones...

(Que se podría subtitular "Pobre niño Rico")

Voto a Bríos, que me he perdido momentos de trascendencia fundamental estos días en la blogosfera liberal. Lo primero de todo, vaya todo mi apoyo y afecto a Daniel Rodríguez Herrera ante el nuevo arrebato liberticida de un ungido (y positivamente mal informado) vástago de meretriz. Le diría yo al pobre Rico que se curta el pellejo un poquito. Yo soy profesor de instituto y, siendo de los que se encuentran en menos fregados (tengo un historial impecable, para desesperación de algunos de mis lectores) ya he perdido la cuenta de las veces que, no mis alumnos, sino mis padres de alumnos, se han ciscado en mi árbol genealógico en su totalidad manifiesta. Le diría al pobre Rico que si hubiera puesto una denuncia cada vez, seguramente sería multimillonario hoy, pero que por desgracia las cosas no son como en LA Law o Ally McBeal, que en esta vida muchas veces uno se oye decir cosas que no le gustan, que no vale la pena ofenderse si no son verdad, pero que cuando uno se ofende entonces es que tal vez haya algo de verdad en el "dicen los díceres" (hat tip a Juan Rulfo). En suma, que si Manuel Rico no es un hijo de puta, entonces le rogaría que no se empeñe tanto en serlo.

Está muy claro que la desesperación que les causa el no poder dar razón de sus dislates les induce ir a lloriquearle a Papá Estado a que castigue al capitalista malo. Nada que comentar que yo u otros liberales no sepamos ya. Da una idea muy clara del clima de opresión ideológica que se vive en España cuando cuando Fernado Díaz Villanueva teme escribir tags en las fotos de la magnífica Cena de la Libertad (ver comentarios).

No pude acudir a la Cena, aunque entretuve la idea, porque estos días voy de cráneo con la recta final del curso escolar y porque he estado muy ocupado con ciertos cambios en mi vida. Pero después de haber pasado la mañana contemplándolas con anhelo solitario, estoy dándome de dientes en un canto por no haber ido. Yo que habría querido invitar a Jorge Valín y María Blanco (a quienes sigo con mucho interés) a unas copichuelas para infundirme de su ciencia y de participar, aunque fuera por un momento, en el salutífero baño con una multitud de individuos libres, no me queda más que contemplar las fotos con la misma nostalgia con que un Manuel Rico cualquiera añoraría las múltiples potencialidades de su inexistente padre.



P.S.: Los cambios de que les hablo es que, harto de mi acomodada existencia de funcionario, he decidido darle la patada. Hace años, cuando preparaba las oposiciones, soñaba con cambiar el sistema desde dentro. Hoy soy más viejo y más triste pero también más sabio. Me voy a EEUU a respirar libertad. Más información luego.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"Da una idea muy clara del clima de opresión ideológica..."

Quesero, que no te enteras... El Lenguas no les pone pies a las fotos del guateque pijifacha porque sabe que en escolar.net nos podríamos pasar dos semanas descojonándonos de ellas. Ahora nos tenemos que conformar con los caretos más conocidos.

12:31 a. m.  
Blogger Familia Hernandez said...

Buenos post, bantante buen blogger.
Te invito a visitar el blog: Estacion de ALbacete
http://eldelatiamaria.onoblogs.com, entre los mas visitados de ONO (www.ono.com/onoblogs/)
Muy bueno

7:00 p. m.  
Blogger yohablog said...

hola, interesante tu perfil, espero que puedas visitar mi blog tambien y dejar tu comentario

1:15 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home