viernes, enero 19, 2007

Indios y vaqueros

En uno de los traslados en furgoneta de mi viaje de estas navidades paramos a comprar tabaco (de liar) en una reserva india. No me acuerdo del nombre de la tribu de marras, pero tampoco viene al caso. Reserva india. Suena como un zoo, como un terrario para los indios y, obviamente, es este el punto de vista del bienpensante europeo (o lector del NYT). Pero no es así. Los indios, cierto, quedaron confinados a las reservas una vez llegaron los colonizadores. Una pena. Pero todas las civilizaciones decaen llegado un momento, por unos u otros motivos, y a los indios americanos les había llegado la hora.

Una nueva raza, más pujante y desarrollada, ocuparía su lugar. Selección natural. El más fuerte sobrevive. Hay que adaptarse o morir. Así han sido las cosas y así seguirán siendo. El hombre blanco no quitó las tierras a los indios, como nos quieren hacer pensar. No, señores, el hombre blanco le supo dar un mejor uso a esa tierra virgen y maravillosa gracias al desarrollo de la civilización cristiana y de las instituciones liberales, cuyas raíces llegan a la revolución de Cromwell.

Oh, sí, los malvados holandeses compraron la ciudad de Nueva Ámsterdam por un puñado de baratijas a los indios nativos. Quizá los mismos que hoy quieren destruir los comientos de esta sociedad preferirían que nunca hubiese sido así, y en su primitiva ofuscación les gustaría ver en Manhattan una barahúnda de tipis humeantes, con niños corriendo en taparrabos y mujeres con los pechos descubiertos...

No, señores, la colonización de Estados Unidos fue la sustitución de una cultura por otra más avanzada. Y punto. Ahora estamos enfrascados en otro punto de inflexión cultural. Si bien en este caso la amenaza a la sociedad occidental está encubierta, solapada. En apariencia se trata de un choque de civilizaciones pero, en realidad, la amenaza no lleva turbante y está en Afganistán, sino que está en nuestras calles y, a veces, en nuestros gobiernos. Pero ése no es el tema.

En la reseva india se podía comprar tabaco sin pagar impuestos. Alcohol sin pagar impuestos. El juego es libre. Es decir, no hay nadie que cobre porque yo le compre al indio un paquete de tabaco ni nada que me impida jugarme el dinero al tocomocho que me plazca. Es curioso, lo último que esperaba era encontrar un rincón de libertad en una reseva india. Pensándolo bien, yo también quiero una reserva. Un pedazo de tierra donde no haya más normas que las que impongamos yo y mi clan. Sin un Estado que nos oprima afirmando protegernos, con la responsabilidad de hacer con mi vida lo que quiera.

Los indios navajos (creo que navajos) han comprado la cadena Hard Rock Café. Lo han hecho con los ingresos de alcohol, tabaco, casino... con los ingresos obtenidos precisamente por vivir en libertad. Cuando salía de la reserva, y miraba los campos desde la ventanilla abierta de la furgoneta pensé que esta aparente paradoja es el mayor triunfo de la sociedad libre americana.

12 Comments:

Blogger Fernando* said...

darwinismo social?

3:54 p. m.  
Blogger GermanQR said...

Ahora resulta que la eliminacion y el genocidio de una raza es intrinsecamente buena, porque los genocidas tenian una tecnologia superior.

Algo debatible, sin duda. Y sin duda tendría usted razón si en tal proceso no se hubiera dado una dosis más que considerable de racismo y tal absorción cultural no se hubiera producido mediante la violencia y la desposesión. Eres indio, por tanto no tienes derechos ante los blancos. Qué tierno. Viva el darwinismo social.

Ahora resulta también que la acumulación de capital por vía de la discriminación positiva es admirable.

Un concepto algo izquierdista, me parece a mi. Y más si se piensa que si tal "libertad" (es decir, exenciones fiscales a los desfavorecidos) se aplicara a todos los ciudadanos de EEUU, y no solo a los indios, éstos seguirían en la miseria, en sus reservas, y los que partían con mayores recursos de capital y tecnología se llevarían los beneficios del desarrollo. Eso es el capitalismo. La ventaja comparativa de los indios no es la ausencia de impuestos, sino la existencia de un DIFERENCIAL FISCAL. Ignorar tal hecho, obvio, supone dar una interpretación completamente equivocada al funcionamiento de la economía.

Y por último, resulta que la compra de una empresa por una sociedad cooperativa es un triunfo del capitalismo.

Curiosas percepciones, curiosas opiniones. Arriba es abajo. El blanco es negro. Y punto, como dice usted.

Por cierto, señor Manchego, sigo esperando la lista de agravios de Madina y Manjón, que estoy seguro es tan larga que está usted preparándola desde que se la pedí hace ya varios días.

Saludos.

4:24 p. m.  
Blogger vivo con tu madre said...

Los que compraron la cadena Hard Rock fueron los indios seminolas, señor Manchego. Le perdono el desliz, duerma tranquilo con sus fantasmas.

6:48 p. m.  
Blogger nowhere_man said...

Vaya vaya, unas vacaciones en los EEUU, como se nota que vivir del estado deja mucho tiempo libre. Yo creo que es uno de los principales problemas del funcionariado, que deja demasiado tiempo libre a la gente para pensar y terminan desarrollando ideas contra el sistema que les da los garbanzos, como ya hiciera Mises y Hayek tiempo atrás.

Pero bueno, centrémonos en los indios, que parece que ya no cortan cabelleras, sino que viven al margen del estado opresor. De hecho es algo que todo el mundo puede hacer, incluso nuestro amigo de los quesos, no hay más que irse al monte y convertirse en ermitaño o anacoreta, y recuperar así la ansiada libertad que el estado les quita día sí y día también.

3:24 a. m.  
Blogger nowhere_man said...

Vaya vaya, unas vacaciones en los EEUU, como se nota que vivir del estado deja mucho tiempo libre. Yo creo que es uno de los principales problemas del funcionariado, que deja demasiado tiempo libre a la gente para pensar y terminan desarrollando ideas contra el sistema que les da los garbanzos, como ya hiciera Mises y Hayek tiempo atrás.

Pero bueno, centrémonos en los indios, que parece que ya no cortan cabelleras, sino que viven al margen del estado opresor. De hecho es algo que todo el mundo puede hacer, incluso nuestro amigo de los quesos, no hay más que irse al monte y convertirse en ermitaño o anacoreta, y recuperar así la ansiada libertad que el estado les quita día sí y día también.

3:24 a. m.  
Blogger Josë said...

Amigo, me parece bien que expongas tus textos, y no tengo nada en contra de tu defensa de la colonización; pero no digas que lo de los indios es selección natural, porque no lo es.

Selección natural no es "los más fuertes sobreviven".

Selección natural es "reproducción diferencial de los genotipos de una población". Como ves, no hay mención a la fuerza ni a la supervivencia. Es un concepto estadístico que hay que retorcer muy mucho para poderle sonsacar una justificación moral.

No tienen nada que ver las conquistas, el imperialismo ni en general ninguna otra conducta humana.

No retuerzas el sentido de la mayor idea de la biología para justificar genocidios, hombre :-)

Un saludo.

3:44 a. m.  
Blogger Manchego said...

"Viva el darwinismo social."

Progresistas, descansen: el "darwinismo social" no es ninguna ideología. Ningún catedrático serio podrá definírselo porque nunca ha sido formulado. "Darwinismo social" es un término empleado por los progresistas y otros apologetas de la pereza mental para vilipendiar cuerpos de pensamiento articulados como el utilitarismo, el spencerianismo, el objetivismo y otros... Y, sí, por mi, que vivan estos tres (aunque respecto al objetivismo, yo a Ayn Rand siempre le he encontrado un no sé qué neurótico que no me lo sé explicar, pero eso a lo mejor lo dejo para otro post).

5:55 a. m.  
Blogger Fernando* said...

Lo llames como lo llames, el nombre es lo de menos, es una Idiotez sin ninguna base científica.

Y lo malo que tienen esas ideas que siempre aparece alguien que piensa que esas culturas o pueblos inferiores no se enteran que están superadas y que deberían desaparecer, y no lo hacen suficientemente deprisa para su gusto. Y luego vienen los genocidios que supongo que todos condenamos.

Lamentablemente a partir de una extrapolación a la sociología de teorías que no tienen nada que ver con ella (pasa lo mismo con el relativismo social o moral) se llega a ideologías espantosas, como la que expones.

"El más fuerte sobrevive. Hay que adaptarse o morir" falsedades arrancadas de mala manera de una teoría válida en otro campo para justificar a posteriori lo que tiene justificaciones inconfesables.

5:48 p. m.  
Blogger Manchego said...

"Y luego vienen los genocidios que supongo que todos condenamos."

Fernando, eres un listillo. Tú intentas confundir la destrucción programada contra un grupo de población porque "es diferente" con la búsqueda de espacio, recursos y oportunidade. Una tribu nómada necesita mucho espacio para alimentar a un número escaso de población. El sistema sólo se aguanta demográficamente porque la gente muere joven, porque las condiciones de vida son más difíciles, y a través del infanticidio. Si entran en el mismo espacio grupos sedentarios que producen más y crecen más rápidamente, esto va a generar descontento y agresiones entre los nómadas, a no ser que se adapten a un estilo de vida económicamente efectivo, decisión que muchas tribus tomaron libremente en las zonas del este, mezclándose con la población inglesa y holandesa. Los grupos nomádicos de las planicies del centro, en cambio, optaron por la agresión, entre otras razones porque tenían un concepto bastante extensivo de lo que era "tierra sagrada". Lógicamente, en la mayor parte de los casos una sociedad sedentaria e industrializada que requiere una pequeña parcela de terreno para desarrollar sus actividades lleva las de ganar ante grupos nomádicos dispersos capitaneados por jefecillos que necesitan diez veces más territorio para que subsista una centésima parte de la población sedentaria.

No me gusta, pero es la realidad del comportamiento humano, que por cierto no he inventado yo. A los progres es mola mucho imaginar un mundo mejor, hacer grandes declaraciones de principios, y poner etiquetas de "facha" "genocida" o "burgués" a todo lo que no os gusta sin apenas intentar disimular vuestra pereza mental ante vuestros correligionarios (a ver quién ha visto alguna vez a un cerdo vestido de smoking). Los que hemos trabajado y visto nos preocupa más cómo aumentar la riqueza de todos en lugar de repartir la de uno en manos de muchos.

6:36 p. m.  
Blogger José Manuel Martínez Sánchez said...

Ne hace gracia este comentario: "Una nueva raza, más pujante y desarrollada". Supongo que no se refiere a la raza blanca americana, estirpe de ladrones y de gente inmoral que llegaron a América.
La sociedad americana es democrática pero eso no quiere decir que sea libre. Yo no soy un "progre" pero tampoco soy tonto. Saludos.

4:32 p. m.  
Blogger Fernando* said...

Si que debo ser un listillo porque imaginaba que contestarías algo así.

Claro que esa población de nómadas cazadores aprovechan el territorio mucho peor que los colonizadores europeos que crearon cultivos y ganadería ademas de aprovechar económicamente la madera y minerales disponibles.

La cuestión es si tenían derecho a expropiar ese territorio. Ya se que para los liberales la palabra expropiación es anatema, pero es eso de lo que se trata. Yo puedo tener 50 pisos vacíos, dandoles un uso mucho peor que si estuvieran "okupados" por 200 jipis. Pero tengo derecho porque son míos.

Al igual que las tribus de las praderas. Lo que ocurrió allí fué una "okupación", lo justifiques como lo justifiques. Y a lo que llamas agresión yo lo llamo defensa de su territorio. Lo llames "tierra sagrada" o lo que sea no deja de ser una propiedad, por mucho que no haya papeles. Puede que te hayan llamado muchas veces "facha" "genocida" o "burgués", pero supongo que es la primera vez que te llaman "okupa", porque acabas de adoptar su discurso, que un territorio "okupado" es mejor que un territorio vacío.

Comprendo que al final fue para mejor, aunque no comparta los métodos, y al igual que a ti, no me gusta nada, yo tampoco he hecho el mundo como es. pero por lo menos no intento justificarlo mediante razones bastardas, ni lo acepto como es. Así que no te vistas de una superioridad moral.

¿Ya no intentas defender las falacias basadas remotamente en la teoria de la evolución que has escrito?

11:42 a. m.  
Anonymous indignada said...

Me hace mucha gracia que nos sigamos creyendo a estas alturas del partido que los blancos (occidentales) eramos o somos los más fuertes, los más listos, incluso una raza superior... Nosotros, los que con nuestra cultura,colonialismo, liberalismo,social-democracia, estado del bienestar, progresismo,... y demás milongas nos hemos cargado el planeta... además de haber exclavizado y exterminado ya a unas cuantas tribus, razas, pueblos de salvajes o como queramos llamarlos... salvajes de los que si, por otro lado, hubieramos aprendido algo, quizás no estariamos como estamos... Quizás podriamos haber aprendido a respetar la tierra y a vivir en armonía con todos los seres vivos... como hacían los indigenas americanos cuando eran libres... no como ahora... ¿o es usted tan ingenuo que se cree que un pueblo confinado en una reserva, que se dedica a comercializar con drogas, en el que un altísimo porcentaje de su población es alcholica y ludópata... es libre?? Libres eran sus antepasados a los que nos cargamos por nuestro ansia de riqueza y poder, y a los que en el terreno espiritual no les llegabamos a la suela de las alpargatas... Señor mio, no me mente usted al cristianismo para justificar las masacres del hombre blanco porque no recuerdo en el inventario de enseñanzas de Jesucristo ninguna que dijera: "Exterminarás a los pueblos de la tierra para robarles sus tierras y bienes materiales..." o "los harás alcohólicos y ludopatas para tenerlos controlados y anestesiados...". Y con estos pensamientos que usted ha vertido aquí... lo que me sorprende es que diga que se considera cristiano... me mondo....mire: ja, ja ,ja, ja...!!!!

12:22 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home