jueves, octubre 12, 2006

Reflexiones sobre la bandera en día de fiesta

12 de octubre. El miércoles, en la sala de profesores, andaban los típicos treintañeros disfrazados de adolescentes riéndose a cuenta del día de la Raza, esa desafortunada expresión que utilizan con regocijo en la izquierda para ridiculizar la fiesta nacional. Qué diferencia. Cuando he estado en Dakota del Sur y en otros lugares de América siempre he esperado con ilusión y, por qué esconderlo, orgullo, la llegada del 4 de julio. No hay nada más bonito que esa sensación de personas que pertenecen a algo, a una comunidad. No porque se lo hayan impuesto, sino porque creen firmemente, porque saben que su libertad está contenida en esa fecha. Qué tontería, una fecha en el calendario, pero qué importante, el tener ese faro. Sabíamos lo que éramos.

A veces les miro y lo pienso. Son felices en su ignorancia. Se ríen. Su país protagonizó la mayor gesta de la historia, llevó la civilización a medio hemisferio. Sí, señores, lo repito, civilizó, evangelizó y llevó la herencia griega, romana y católica a la selva. Nuestros antepasados se dejaron la vida por ello. No por España, no, por la civilización. Ahora les veo, riendo y fumando, desdeñando ese legado como aquel niño caprichoso que despreció una pistola de juguete porque ya tenía una videoconsola. Ah, la estulticia. Ni siquiera es pecado de juventud, creo que se les agudiza con los años. Y es normal, a mi no me gustaría saber que he pasado 25 años de mi vida haciendo el ridículo, cerrando los ojos a la verdad…

España. 12 de octubre. Hoy parece que tenga uno que avergonzarse de estas palabras. Yo no voy a ser quien lo haga. Lo diré alto y fuerte. Porque la bandera, nuestra bandera, es sólo un pedazo de tela pintado de dos colores. Pero también mucho más. Más incluso que el 4 de julio. Independence Day es la celebración de una sociedad de hombres libres, como bien refleja aquella película más bien mala para no ser española. La bandera de España es otra cosa. El reflejo de una sociedad que se niega a morir, a dejarse ir a ese vacío que anhelan algunos. Un vacío espiritual, moral y sentimental al que nos quiere conducir una intelectualidad que, probablemente sólo por resentimiento, no ama nada, no cree en nada. No señores, no luchamos contra un imperio que nos oprime, luchamos por la civilización, por nuestra civilización. Si la bandera sólo fuesen dos colores, si sólo fuese un símbolo folclórico, explíquenme, por favor ¿por qué me arrancan la pegatina del coche? ¿Qué les molesta tanto? ¿Qué harían, en fin, si no existiese ese enemigo llamado España?

Resulta tan difícil, tan cansado, explicar esto. Hacer ver que la unidad de este país no es un capricho patriotero, no es un nacionalismo de hojalata, que no es sino la lucha por lo único que nos puede salvar del abismo… Pero del sacrificio nace la virtud, y del trabajo la recompensa.

3 Comments:

Anonymous marcosD said...

Manchego, hoy estás que te sales. Gracias.

9:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues no estoy de aucerdo y aprovecho este blog para decirlo.
El 12 de Octubre, al menos en Madrid no es el dia de la Fiesta Nacional ni el de la Hispanidad , es un desfile militar, aunque para eso ya esta el Dia de las Fuerzas Armadas, en el que, curiosamente, no hay desfiles.
Mas parecido a lo que yo creo que deberia ser el 12 de Octubre es lo que organizan en Zatagoza, por so creo que deberian tranformar el Dia Nacional y mientras tanto celebrar solo el Dia del Pilar.
Me temo que no hay contenido real para llenar el Dia Nacional, de la misma forma que nuestro himno no tiene letra.
Mejor celebrar el Dia del Cumpleaños del Rey con parada militar incluida.Creo que algo parecido hacen en UK.El caso es que hagan lo mismo , pero no nos den gato por liebre y nos cuente que hemos celebrado el dia de la Hispanidad porque hemos sacado los tanques a la calle.
Para terminar el Dia 12Oct , tal como lo celebramos, no tiene nada que ver con el 4 de Julio de USA y si mucho que ver con el 14 de julio frances.
La fiesta nacional española es una mala copia de la francesa, como siempre.
Cr

12:18 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Desde Argentina, solo puedo decirte, que me averguenza vivr en el mismo mundo que una persona que cree que la invación y el genocidio fue una proeza, una cruzada civilizadora y evangelizadora. Nada más.

2:36 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home