jueves, septiembre 07, 2006

El mercado, como el algodón, no engaña


Se ve venir uno el próximo pataleo del progrerío con la noticia de la retirada de cartel de Lorca eran todos esta temporada en el Teatro Nacional gracias a la presión ejercida por una efectiva y coordinada acción ciudadana. El dicho espectáculo estaba dirigido por Paco Rubianes, ese desgraciado tipejo, galleguín con ansias frustradas de ser catalán (aprendió la lengua y todo, el tipo) que apareció en la televisión pública nacionalista pidiéndonos a todos que nos metiéramos España por el culo.

Es una buena noticia por varias razones. La primera porque no cabe duda de que el engendro, basado en textos de poetas y pseudohistoriadores selectos de la progresía, iba a ser un bodrio. Segunda, porque ni usted ni yo vamos a pagarlo. Tercera, porque si de verdad Rubianes quiere llevar su proyecto adelante, ahora tendrá que pasar por la prueba del mercado. Saque su producto ante el público, publicítelo, consiga que la gente venga a verlo y que el efecto viral de la crítica especializada y el boca a boca se encarguen del resto. El mercado, como el algodón, no engaña.

Le desearía suerte, pero no soy un hipócrita. Si Lorca eran todos llega a estrenarse, no dudo que su fiel público, acostumbrado a sus salaces bromitas de caca-pedo-culo-y-pis, se va a decepcionar cuando Rubianes aparezca en escena vestido de negro hamletiano y yendo de profundo.


Actualización 23:05. ¿Lorca eran todos? En Batiburrillo lo podrían decir más alto, pero no más claro.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Has puesto "Paco Rubianes" y es Pepe. Por lo demás, completamente de acuerdo. El muy imbécil además quiere hacerse perdonar retorciendo aún más el insulto, así que si no estamos de acuerdo con el nacional-catalanismo somos todos unos fachas. Menudo cerdo indigente mental.

12:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Manchego, tío, tómate la pastillita, anda... Censura pura y dura y encima vas y lo justificas y te llamas liberal. Un enfermo es lo que eres.

11:43 a. m.  
Anonymous dulcinea en el exilio said...

Enfermo es lo más suave que se te puede llamar...

1:51 p. m.  
Blogger Manchego said...

Anónimo 1: me has pillado. La sabandija esa siempre se queja de que le confunden con "Paco" y se me ocurrió contribuir mi granito de arena a la confusión, pero me has pillado :)

Progrecitos: ya me tomo todo lo que me he de tomar. No necesito notas anónimas para recordármelo. Y soy liberal, efectivamente, porque yo no justifico la censura, sino que he dicho:

"porque si de verdad Rubianes quiere llevar su proyecto adelante, ahora tendrá que pasar por la prueba del mercado."

Para el cerebrito blandengue de un progre, qué duda cabe, defender que el mercado sostenga un producto en función de su calidad es censura. Pobrecitos: se os ve el plumero censor y totalitario y ni os dais cuenta. Ya sólo falta que España abra los ojos. En eso trabajamos modestos bloggers como yo.

3:11 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

A un liberal digno de tal nombre le importaría bastante poco que la obra se representase o no, mas usted parece complacido por el hecho, intervencionista en grado máximo, de que haya sido la administración quien haya impedido la representación una vez que ésta había sido programada. ¿Que Rubianes no pasa la prueba del mercado? JA! Y bien que la pasará en Valencia, gracias a gente como usted.

5:10 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home