lunes, septiembre 18, 2006

Escolar se sorprende

“No me imaginaba que narcos reales o gente que se relaciona muy estrechamente con ellos buscasen “los zetas” en Google y dejasen comentarios comprometedores en el primer sitio que encontrasen”
A Ignacio Escolar le sorprende que los narcos mexicanos utilizaran su web para intercambiarse mensajes y encargos. No sé si esto lo aprenden en ciencias de la información, pero en un mundo en que los estados mantienen un control ferreo sobre los canales informativos, toda organización busca espontaneamente medios alternativos. A despecho de los tecnopijos, las estratagemas de comunicación viral y no-jerárquica no aparecieron con la internet, sino que son tan antiguas como los anhelos de libertad de los individuos, como ya demostrara hace siglos el heroico platero Paul Revere en su cabalgata nocturna.

Si Escolar está sorprendido, no debería: hace poco montó un escándalo fenomenal ante la aparición de anuncios de venta de órganos en la página de Juan Ramon Rallo. Pero hay aquí una diferencia notable. Las personas que se anunciaron en la página de Rallo decidieron, libremente, ofrecer partes de su cuerpo para salvar vidas ajenas. Los despreciables sujetos que utilizaron la página de Escolar se ofrecían a destruirlas, que es lo peor que se le puede hacer a una persona (aparte de esclavizarla, lo cual es todavía peor). Aunque no puedo hablar por él (y Dios me libre de querer tal cosa) Rallo debía conocer las implicaciones morales y legales de lo que estaba ocurriendo en su página, y decidió cerrar el hilo. A Escolar debió importarle poco la vida de una autoridad en un país en vías de desarrollo y sólo cerró la página cuando por fin llegó la sangre al río. Queda, pues, cerrada y completa: un monumento a la aberración moral de los ungidos.

Curiosamente (o no) su actividad blogueril anda encendidísima estos días. No dudo que este burgalés de pro habrá visto en el suceso una nueva oportunidad de autopromoción e intenta presentarse como un periodista serio y activo. Tal vez ello explique su decepción ante la falta de atención que ha recibido su blog ante la prensa: un periódico de tirada nacional le asocia a los narcos (y a quién le extraña, vistos los resultados) y tan sólo La i, un tabloide "rojo" (lo que en España se llamaba crónica negra) de alcance regional ha acudido al rescate de su co-fundador.


[Actualización: Daniel Rodríguez ha tenido la bondad de aclararme que la entrada sobre venta de órganos fue en su blog y no en el de Juan Ramón Rallo. Aclara asimismo que los comentarios se cierran automáticamente al cabo de 60 días. No me retracto, sin embargo, de la opinión que me merece el de Burgos, a quien desde hoy dejo de leer por el bien de mi salud mental].

3 Comments:

Blogger Daniel Rodri­guez said...

Bueno, en realidad fue en mi blog y no el de Rallo y no supe nada sobre los comentarios hasta que Escolar lo puso en su web (o, mejor dicho, hasta que me dijeron que Escolar lo había puesto en su web). Estaba cerrado porque mucho tiempo después de que publicase esa anotación en mi blog programé un sistema para que 60 días después de la publicación de una entrada se dejase de poder publicar comentarios.

7:55 p. m.  
Anonymous Ángel Acebes said...

No han sido los narcos. Ha sido la ETA, y el que diga lo contrario es un miserable o un lector de escolar.net.

9:37 p. m.  
Anonymous Beguemot said...

Bien, Manchego, bien, lamiendo el ojete que te enlaza (¿y te da de comer?).

12:14 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home